Páginas

Variación con trémolo




Variación intercalada en sombra sobre un poema de Eugénio de Andrade.
Antes de volver al blanco redentor.


"Escribo para hacer de la luz
vieja de los cuervos
el umbral de otro verano."

"Escribo para que la luz se vuelque
como en una fundición
desde un recipiente que arde en la mano
hasta mi boca de cuervo
en esta astucia asquerosa de sol
que llamamos verano"

"
Ninguna sombra por nefasta que sea
perturba mi mirada:"

"no tengo miradas,
tengo sombras en las cuencas"
"
tengo quince años, al espacio
cuadrado del patio
regresa el canto de las cigarras."

"poseo las edades de todos los patios
de los pueblos, de sus macetas bientratadas,
de sus colillas hasta la uña, de la bondad
de una sombra redonda en lucha contra
un cubo".

"
con el sol en torno a la cintura
el cuerpo deja de ser duda,"

"nadie me pregunta en qué calle
cae la tarde, dónde nos vemos
si acaso te desatas de tu fosa ardiente"
"
corre al encuentro del agua
o de otro cuerpo, y canta,
canta sin razón."

"aléjate de lo que el fuego deja
aquí, a mi alrededor, huye a la sombra
olvida mi rostro y mi nombre
y si te brota un día de la boca
que sea un despojamiento y no una canción"


Oporto es un buen sitio para descansar
ya os contaré.

6 comentarios:

Erredé dijo...

Qué gusto ver que has vuelto a retomar el blog. Un motivo más para entrar en internet a diario

cure of love dijo...

Enjoy the ride!!!

Anónimo dijo...

Bien, ya has vuelto. Disfruta.

Desde Toledo.

Maiz de Agua dijo...

El poema parece un vagón de imágenes. Bonito post/momento el que conduces...

Deseo que te llenes de maravillosos secretos y letras que te paseen...

Un guiño de otra maquinista de viajes.

YO dijo...

Hay días que uno agradece perderse y encontrar lugares como éste.
Un placer visitarte.

Eduardo dijo...

No me has contado nada del norte...