Páginas

When you hear this song for the first time?

Imagen: Matías Miguel Clemente




Boomp3.com

En ciertas ocasiones me pasa, escucho una canción y algo estalla. Tengo la sensación de que me devuelve a momentos que no he vivido (extraño, verdad?), sin embargo intuyo de manera inconsciente cómo fueron, y lo más grande,me hago partícipe de ellos. Me hago partícipe de una sensación que no he vivido, pero resulta que es como si estuviera en ese momento para el que fue creada la canción...es como...sabéis?...como si...en fin.

Hace unos días , sentados en el sofá, veíamos una serie cutre que nos encanta en uno de esos servidores de series a medida para cualquier tipo de quietud (no llegan a inquietud). Siempre hemos disfrutado juntos de lo vergonzoso-humano que irremediablemente hacemos y no confesamos, por eso nos soportamos tanto.

Acababa el capítulo, los buenos habían ganado, los dos, la pareja; iban de vacaciones tras salvar al mundo. En una furgoneta, camino de Santa Barbara, ella le dice que por qué no se casan ellos dos solos, sin familia ni nadie de por medio, él conduce, la mira un segundo y tuerce los labios, con aprobación y nerviosismo. Suena Lay Lady Lay. Él la mira de nuevo, le dice que la ama, pero que no se llama como ella cree, que es y sigue siendo quien ha sido hasta ahora, pero que hay algo que debe saber, la mira fijamente mientras conduce...sin más llega un camión en un cruce y se lleva la furgoneta por delante.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

La canción mola y esa sensación la conozco, de verdad, es como cuando tú y yo soñamos lo mismo....., pero el final de la serie y el cruce.....no!!!!!.....KAKIS

Maiz de Agua dijo...

Desde luego que sorprende. El estribillo del destino es impredecible. Aun así el romanticismo prevalece...

Un saludo bien conducido¡¡