Páginas

Catacrítica- SUSTITUIR-ESTAR- Julián Cañizares

SUSTITUIR-ESTAR. Arriba o 1



Pessoa en su desasosiego habla del rex gramaticae, el que posee su gramática se posee del todo, yo me soy y a él le basta.


Sustituir-estar es un verbo que a partir de Julián Cañizares pertenece a Julián Cañizares, que él lo lanza desde un extremo para que a pesar del viento nos llegue.


Jorge Wagensberg habla de Principio de la transmisibilidad de las complejidades ininteligibles: Se acepta que una complejidad presuntamente infinita concebida en una mente (el artista creador) puede alcanzar una segunda mente ( contemplador) empaquetada en una realidad necesariamente finita. Hay una soledad intrínseca en el creador.


Por no ser él, por no ser Julián Cañizares, no se trata de mi verbo, no es mi símbolo infinito, pero me sirve saber que él tiene un verbo y que se acerca a la fónica sustituir-estar, eso me pone los pelos de punta.

Estarcontigo es un vocablo insólito/y el día que se rompa […]…/ dice Carlos Edmundo de Ory. Son tantos los que practican la escritura y tan pocos los que se atreven a inventar su gramática, no sólo fonéticamente, sino a inventar atendiendo a todos los planos. Es difícil.


Nos rige la situación y su verbo, son cosas ya indisolubles, el verbo y su potencial realización o su facto. Hay gente que es consciente de lo limitado de su alrededor, saber de ellos estremece, aun más descubrir que esa misma gente se disecciona hasta nombrar lo que antes era, no innombrable, sino inexistente.




CATA: Elemento prefijo del gr. "katá" que significa "abajo" o "hacia abajo"
CRÍTICA: adj. Perteneciente o relativo a la crisis.

CATACRÍTICA:
1.Concepto referente a la situación de filtrar hacia abajo en un momento determinado en el que no existe la predisposición, sino la disposición y la post-posición.
2.Exposición alterada del descenso hacia el último horno.
3.Situación crítica expuesta en varias fases...hacia abajo.

4 comentarios:

Hache dijo...

Sin armazones críticos: a mí el libro me parece cojonudo!
H.

matías miguel clemente dijo...

Es cojonudo, H, para mí uno de los libros que alberga más voz propia en estos últimos años. Me asalta la necesidad de volcar todo lo que me viene, y eso es esto, una crisis, no una crítica, que iré filtrando poco a poco, por necesidad, y porque me divierte, espero que estés por aquí cuando vaya vomitandolo todo. Libros como éste purgan a uno. Si bien, me encanta también la concreción...jeje. Besos.

Alfredo Di Stefano dijo...

Litec está tardando ¡Cabr...! Mientras tanto no leo la crítica...

matías miguel clemente dijo...

No desesperes Di Stefano, lo bueno perdura, y si no, sabes que yo te cuento...un besaco, amigo