Páginas

La bella Jarrica, digo Jarifa

Imagen: Matías Miguel Clemente
Abindarráez, vistosamente ataviado y con ricas armas, sale por la noche en busca de Jarifa. Los caballeros cristianos de Rodrigo de Narváez, al acecho, contemplan admirados la bella estampa del moro cantando los amores con su dama. Yo, a punto de que me descubran por culpa de Fede ( el gato colega que me acompaña desde la visita a la casa de Lorca ) me escondo ya que hay un gran tumulto en la plaza de La Trinidad. No hace ni 15 minutos que he salido de un bar llamado JJ ( José y Juanjo para los parroquianos ). No puedo más. Hay veces que la magnificencia de lo que uno ve produce tal estremecimiento que las reacciones pueden ser de lo más dispar. Yo me escondo. Me pasa incluso con gente, por su sabiduría, por su fermosura, o por lo que sea. O sea. El caso es que hay veces que la realidad no supera a las espectativas y lo mejor contra eso es echarle imaginación. Sales del bar, empieza a ser más temprano que tarde, te metes por un callejón, ya se sabe que para investigar lo mejor es hacerlo a las 2000 de la noche y sin saber donde tiene uno las manos. Empiezas a imaginarte lo que fue todo aquello, que si la Granada zirí, que la sefardí...cuando escucho desgañitarse a la bella Jarifa, totalmente descompuesta, sentada en un banco metálico de la plaza y con los tacones en las manos, por poco tiempo, ya que el jeto del pobre Abindarráez es un zapatero estupendo para colgarlos de una vez por esta noche. Que si yo quería ir a Vogue para ver a mis amigas, que si las ves todos los días, que porque tú no tengas amigos desde que entregaron las llaves de la ciudad, que si TE PONES MUY CIEGA, QUE SI ME CAGO EN TU P...En fin, el que no ve belleza es porque no quiere.
"La pluma toma Jarifa,
y en un papel escribía
una carta a Abindarráez,
quien más que a sí le quería:
"Bien sabes, Abindarráez,
que soy tu menor cautiva,
tu vasalla y servidora
hasta el fin de mi vida.
Bien sabes que con tu ausencia,
por ser tú mi compañía,
vivo la más triste mora
de toda la morería."
El abencerraje y la hermosa Jarifa, Anónimo

2 comentarios:

cure of love dijo...

¡Bien por Piubello y Fede, intoxicados y espías por las calles de Granada!

Menudo pasquín te colgaron ayer ¿verdad?

Besos

cure of love dijo...

Soy yo otra vez. Te he añadido a mi monolista de vínculos, supongo que no te importa.

No encuentro la dirección que me ponías pero sí, supongo que Mark Ryden me pega... Lo estudiaré.