Páginas

Qué anestesia tan profunda

Imagen: Matías Miguel Clemente, una de las primeras de mi nueva y fermosa camera.
L minúscula

las cosas pequeñas dan miedo
cuando
van rápido indefectiblemente dan miedo

es cuando la yugular se estira se hace violín y chilla

hemos adoptado la
costumbre de rezar al ver las cosas
moverse diminutas
por todos nosotros los bípedos
funambulistas que recorremos la tiza del suelo

-edith piaf
pronuncia
el nombre
de browning
y la linea
de tiza
se mueve
pequeña
rápida
con el miedo
a la espalda-


me asalta la frecuencia por la nariz
hay gusanos más agradables

Los Límites.

Es mi mundo tan pequeño, una burbuja interior
de millones de colores, un jardín de mantequilla...
con eso que te daba no estaría mal, con eso crecería...
has de escuchar su latido que bombea el espacio exterior, qué anestesia tan profunda, que sobredosis de amor...

Aumentando el microscopio... lo haremos en blanco y negro

Mercromina...siempre.

1 comentario:

cure of love dijo...

Pues claro que sí, Mercromina para las heridas, que así cicatrizan mejor.

Besos, Mat